tagoror

tagoror
De *tagururt, s. f. sing. lit. ‘cercado circular’.

G·R

1. m. Tf. ant. Soc. Recinto, dispuesto de forma circular, para celebrar reuniones. Expr. t.: tagora, tagoro, tagóror. En m.: goro

2. m. Tf. p. ext. Asamblea, consejo. 

3. f. Tf. Muro semicircular hecho con piedra, de un metro de altura aproximadamente, que se construye como resguardo del viento. Ú. m.: tagora. 

4. m. Tf. ant. desus. Choza hecha con piedras, que sirve como refugio, especialmente a los pastores. Ú. m. tagoro.

§ «[…] vna fuente que es thagoro baxo del Risco dethayga […]» [DOT, lib. II, cuaderno 15º, núm. 1, 27-VIII-1500].

§ «[…] a la mano derecha que comiença desde el primero tagoro cara la mar yendo deste tagoro fasta vn mojon e de aqui fasta vna palma cortada e fasta otro mojano en torno bolujendo cara la syerra quatro vno en pos de otro fasta otro tagoro que esta abaxo del camjno alas otras dies fanegas […]» [DOT, lib. V, 21-VI-1504, fol. 143r].

§ «[…] entyendese que cae la dycha tierra desde un tagoro de çafyz de eneto de ay para arryba […]» [DOT, lib. I, cuaderno 12º, núm. 43, 9-III-1505). [Ver también DpT, lib. I, 31-III-1506, fol. 140v].

§ «[…] do a vos gonzalo gunyçar vecino desta ysla tres cahiçes de tierra de sequero en Heneto y se llama la tierra axafie a baxo de vn tagoro de los guanches […]» [DOT, lib. II, cuaderno 16º, núm. 61, 26-III-1505]. N. B. En encabezamiento marginal, se anota como nombre del datario: go guaneqa; en respaldo, en cambio, se cita: go guanyquyar.

§ «[…] della esta vna savyna donde esta vn tagoro y las tierras […]» [DpT, lib. I, 8-VII-1505, fol. 113r].

§ «Quando alçaban por Rey a alguno tenian eſta coſtumbre, que cada reyno tenia vn hueſſo del mas antiguo rey de ſu linage embuelto en ſus pellejuelos y guardado y, conuocados los mas ancianos al Tagoror lugar de jũta ycõſulta: deſpues de elegido el Rey dauanle aquel hueſſo abeſar: el qual beſandolo, lo ponia ſobre ſu cabeça, y deſpues del los demas principales que alli ſe hallauã lo ponian ſobre el hõbro y deziã Agoñe Yacoron Yñatzahaña Chacoñamet, juro por el hueſſo de aquel dia en que te hiziſte grande. Eſta era la ceremonia de ſu coronacion, y eſte dia llamauan al pueblo para que conocieſſen al que hauiã de tener por Rey, y feſtejauanlo, y regozijauanſe como ſabiã, haziendo banquetes generales, a coſta del nueuo Rey y de ſus parientes» [Espinosa 1594, I, 8: 24r].

§ «El Rey, […], ſale de ſu caſa al Tagoror que era el lugar do hazia ſu conſulta y recebia los pareceres de los de ſu conſejo. Eſte lugar eſtauà delante de la puerta de ſu caſa en alguna llanura, y en circuito del ala redonda pueſtas a poco trecho vnas piedras en que ſe aſentauan, el Rey y ſus vaſſallos al Sol de Dios, y este Tagoror acoſtumbrauã todos tener delante de ſus caſas mayor o menor ſegun la calidad y posibilidad de la persona, donde se juntauan a sus conuerſaciones» [Espinosa 1594, II, 3: 34v].

§ «Y quando ſe elegia lo jurauan / Con eſta ceremonia, que tenia / Guardada cada Reyno con recato, / La calauera, para el proprio efecto / Del mas antiguo Rey de aquel eſtado, / Del qual linage y ſangre decendieſſe / Aquel que por entonces ſe elegia, / Y juntos en el pueſto de conſulta, / Que en ſu lengua llamauan el Tagoro, / Sacauan la con ſuma reuerencia, / Y luego el nueuo Rey que ſejuraua / La beſaua, y encima de ſu cabeça. / Poniendola dezia eſtas razones, Achorom, Nunhabec, Zahoñat Reſte, / Guañac Sahut Banot Xeraxe Sote, / Que quiere dezir, yo juro por el hueſo / Que tuuo Realcorona de imitarle, / Guardando todo el bien de la republica, // Luego todos los grandes prefiriendo / El mas anciano de por ſi tomauan / La propria Calauera, y la ponian / Con grã reſpecto ſobre el ombro dieſtro / Beſandola diziendo muy humildes, / Agoñec Acorom Inat Zahaña, / Guañoc Reſte Mencei, que ſignifica / Iuro por aquel dia celebrado / De tu coronacion de ſer cuſtodia / De nueſtro Reyno, y Rey tu decendiẽte / Y biſtiendo ſus pieles y Tamarcos, / Mas coſtoſos, con ſumas alegrias / Adornauan de flores el Tagoro, / y de laureles, palmas, y otras yeruas» [Viana 1604, I: 17r-17v].

§ «Para leuantar à vno por Rey, sejuntauan los ancianos, y nobles en vn lugar cerca de el Palacio Real, a donde haziã las consultas y Consejo, à este lugar llamauan Tagoror» [Núñez de la Peña (1676) 1994: 36, 120; Berthelot 1842, I: 204].

§ «Juntabanse aconcejo en el Campo sentados én piedras puestas en tornos sobre montes llanos ò cerros, onde havia mucho concurso enpie los Consejeros commumente eran dose otras vezes se hacia dentro de una Cueba, y gente ala puerta ò en una Cassa llamada tagoro, o Cavildo, yala éntrada desa havitacion o patiezuelo llaman tagoro de onde el huesped no puede passar adentro sin tener lisencia del dueño» [Marín 1694, II, 18: 76r].

§ «La sucesion del Reyno era de la antígua famílía Semídan síendo los ultimos Guayassen Semídan (que por supíadoso corazon llamaron el bueno) quíen dexando solo una híja de nueve años, sucedió en el Reyno Soront Semídan su hermano por derecho de ímmedíacíon, que fue el que los Reyes antíguos de España observaban (como se puede ver en el P. Juan de Maríana) y no el de representacíon que oí es comun. // Este solo Guadarteme tenía Canaría y su Corte en Galdar, quíen ponia en Telde, un fayacan que era en aquel partído como Vírrey, y otro en Arganeguín, otro partído de esta Ysla, y en cada uno avía díferentes Pueblos, teníendo en cada uno fayacan para su govíerno, y admínístracíon de Justícía con cíerto numero de Guayafanes que eran como Rexídores en maíor, ô menor como lo era el Pueblo, que estas y los fayahuracanes nombraba el Guadarteme en Junta que hacía en su Concejo, ô Tagoror en los prímeros ministros que tenía para el llamados Hechores hamenatos» [Castillo 1737: 39v].

§ «[Tenerifean Dialect.] Tagoror The Place of Judgment or Justice» [Glas 1764: 180].

§ «[Algunas Dicciones de la Lengua Guanchinesa.] Tagóror. Concejo ó Ayuntamiento» [Viera 1772, I: 132].

§ «[Ténériffe.] Tagoror, assemblée du peuple» [Bory 1803: 50].

§ «Conforme a los acuerdos tomados, aportaban al Beñesmer las cantidades señaladas a los taros y aregüemes de los tagoros, para celebrar las telfas o banquetes nacionales durante los nueve días en que funcionaba la asamblea» [Bethencourt Alfonso (1911) 1994b: 238].

§ «El Beñesmer o asamblea legislativa constituíase con el Gran Tagoro y el Cuerpo de Chaureros o séase con los magnates del reino y la nobleza de segunda clase, que eran los elementos que lo integraban. Más que elemento moderador del poder real era el verdadero soberano de la república» [Bethencourt Alfonso (1911) 1994b: 222].

§ «El edificio en que celebraba sus sesiones el Beñesmer consistía en un cerco que improvisaban espetando ramas de árboles sobre el suelo terrizo, limpio y apisonado, capaz para 100 o más personas, que decoraban con arcos, ramaje, yerbas aromáticas y flores silvestres. En el fondo y frente a su único portillo disponían en semicírculo tantos asientos cuantos eran los miembros del Gran Tagoro, destacándose en el centro por su elevación el del rey y siguiéndole los restantes de más o menos según la categoría de los ocupantes» [Bethencourt Alfonso (1911) 1994b: 225].

§ «Ya indicamos que los chaureros pertenecían a la nobleza de segundo clase, que eran vocales del concejo o tagoro y miembros de la asamblea suprema, el Beñesmer; debiendo añadirse que su cargo era vitalicio transmitido a los varones primogénitos por línea paterna, siguiendo las vicisitudes de las leyes de sucesión a la corona. Por manera que dada la contextura del auchon, en que la comunidad excedía del círculo natural de la familia, la significación y facultades de que se encontraba revestido el chaurero tenían un doble carácter, las del patriarca por los vínculos de la sangre y las del representante del poder central para el cumplimiento del derecho; no sabiéndose a punto fijo dónde empezaban las funciones del uno y acababan las del otro» [Bethencourt Alfonso (1911) 1994b: 202-203].