Ajeliles, juxaques, aventamares

Ajeliles, juxaques, aventamares
De *Ahel y-eləs, uxxa kkes, awen tama ăres, prop.
= ¡Escapa del hombre (legítimo)! El guerrero feroz cumple (una misión). ¡Sube la linde baja!

ajel – i – les – juxa – ques – aven – tama – ares.

1. Go. ant. desus. Apóstrofe dirigido por Ibaya a Hernán Peraza cuando éste iba a ser ajusticiado por los isleños.

§ «[…] la vieja que lo conocio les dixo aunque estaba bien distante alla ba, aquel es seguidle, y a esta voz salio Yballa y dicele en su lengua estas palabras, ajeliles, juxaques, aventamares, que significan; huie que estos ban por ti, el criado que sobresaltado esperaba, viendo a su amo huir y a los traidores en su alcanse se aprovecho del cavallo, y dexole onde fue alcansado del primo hermano de Yballa, y juntamente por la espalda muerto de una dardada onde esta hasta el dia de oi una cruz […]» [Marín 1694, II, 12: 63v].

§ «Ahehiles huhaques abentourames G. Gal. Échappe vite, car il court après toi. Gal.» [Berthelot 1842, I: 192].