Achorom, Nunhabec, Zahoñat Reste, Guañac Sahut Banot Xeraxe Sote

Achorom, Nunhabec, Zahoñat Reste, Guañac Sahut Banot Xeraxe Sote. (De *Aqqoran, unn xa-ebbek, sahanna rest, wañak saɣut bannod Ahɣeraɣ sut, prop.)

= lit. Dios, el que convoca a los notables: éste de aquí es el protector, soporte enhiesto de la comunidad que Dios hace empuñar (o combatir).

1. Tf. ant. desus. Soc. Fórmula de reconocimiento pronunciada por los notables durante la ceremonia de elección de un nuevo mencey.

FUENTE

§ «Y quando ſe elegia lo jurauan / Con eſta ceremonia, que tenia / Guardada cada Reyno con recato, / La calauera, para el proprio efecto / Del mas antiguo Rey de aquel eſtado, / Del qual linage y sangre decendieſſe / Aquel que por entonces ſe elegia, / Y juntos en el pueſto de conſulta, / Que en ſu lengua llamauan el Tagoro, / Sacauan la con ſuma reuerencia, Y luego el nueuo Rey que ſejuraua / La beſaua, y encima de ſu cabeça. / Poniendola dezia eſtas razones, Achorom, Nunhabec, Zahoñat Reſte, / Guañac Sahut Banot Xeraxe Sote, / Que quiere dezir, yo juro por el hueſo / Que tuuo Realcorona de imitarle, / Guardando todo el bien de la republica, // Luego todos los grandes prefiriendo / El mas anciano de por ſi tomauan / La propria Calauera, y la ponian / Con grã reſpecto ſobre el ombro dieſtro / Beſandola diziendo muy humildes, / Agoñec Acorom Inat Zahaña, / Guañoc Reſte Mencei, que ſignifica / Iuro por aquel dia celebrado / De tu coronacion de ſer cuſtodia / De nueſtro Reyno, y Rey tu decendiẽte / Y biſtiendo ſus pieles y Tamarcos, / Mas coſtoſos, con ſumas alegrias / Adornauan de flores el Tagoro, / y de laureles, palmas, y otras yeruas» [Viana 1604, I: 17r-17v].

N. B. Parece que Viana lía un poco las cosas en el relato de la investidura del nuevo mencey. En esta ocasión, le asigna un alegato que, a partir del análisis filológico, encuentra más sentido en boca de otros protagonistas. Sin dudar de la veracidad de la pieza, diríase que recoge otro momento del concilio nobiliario: la presentación del nuevo jefe a la divinidad (efec­tuada tal vez por los nobles o por una especie de maestro de ceremonias).

____________

Vide Acorán nun ha abec zahaña reste guañac sahut banod Xerax sote.