fuio

fuio
De *fəggiaw > fəwwio, fiwo, n. vb. concr. m. sing. lit. ‘presencia, manifestación, exposición’, lib. ‘presente’, p. ext. ‘este silbido o aliento’.

*g > ggʷ > w(w), por labialización. *-aw > -o, por contracción (del antiguo morfema de género (m. -aw > -o; f. -ah > -a).
F·G

1. m. GC, Go. En la práctica del silbo, expresión con la que el receptor hace saber al emisor que ha escuchado su llamada y se encuentra dispuesto para atender la comunicación. Expr. t.: fiuo (Tf). Cf. fututo.

§ «Al empezar una comunicación silbada, después de la preceptiva llamada [a(h) + Nombre] al interlocutor que se busca, éste, de encontrarse en el radio de percepción, responde siempre “fuuiiooooo”, indicando así que está preparado para recibir el mensaje» [Rogelio Botanz Parra, Legazpia (Guipúzcoa, Euskal Herria), músico, 56 años, 15-III-2013, según información recibida de sus maestros de silbo D. Isidro Ortiz Mendoza y D. Lino Rodríguez Martín].

N. B. Como ocurre con la voz tafigue (o ‘navaja de obsidiana’), el estudio de este enunciado gomero debe retroceder hasta el fondo común afroasiático para captar por completo todo el proceso de su constitución semántica. El étimo más arcaico se remontaría a la raíz [F·Ḥ·G], que alude al hecho de ‘separar’, ‘desprender’, ‘cortar’. Un acto que ‘descubre’ y ‘manifiesta’, dando lugar así a la idea de ‘aparecer, darse a conocer, revelarse’ que muestra el lexema amaziq [F·G], donde ya se hace presente el sujeto personal. Pero de la misma manera que explica la derivación expresiva [F·W·T > F·T] para ‘silbar’, por cuanto se trata de la ‘expulsión o emisión’ de aire, esa que también se encuentra en una ‘respiración (asmática)’ y en la característica voz de la serpiente.

Por tanto, con estos elementos de análisis, el silbador gomero, un ser que ‘respira o alienta’, en realidad ‘se manifiesta o descubre’ cuando responde al llamamiento que le interpela.

GALERÍA

HERODOTO IV