Abenchara

Abenchara
De *abănăšar(a), n. vb. m. sing. lit. ‘gran desgarro o separación’.

b – enchara.

1. f. GC. desus. Antr. Hija de Chanbeneguer, casada con Thenezort (Fernando Guanarteme). En el verano de 1482, fue capturada por las tropas al mando Pedro de Vera y trasladada hasta la corte hispana establecida por entonces en Córdoba, ciudad a la que llegó enferma y en avanzado estado de gestación. Expr. t.: Abenehara, Abenauara, Abenechara.

§ «Assimismo la dicha Doña Margarita FERNÁNDEZ GUANARTEME, fue hija de Doña Anna CHANVENEGUER, la qual también se bautizó en [Gran] Canaria después de conquistada la Isla, quien dizen murió de parto de la dicha Doña Margarita. / Los nombres de los dichos Don Fernando [Guanarteme] y Doña Anna su mujer, según la lengua canaria, son los siguientes: a Don Fernando le llamaron en el idioma canario TENESOR SEMIDAN, y a Doña Anna, su esposa, ABENCHARA CHANVENEGUER» [Suárez de Quintana (ca. 1753: 45r) 2006: 192].

§ «Thenesor, último Rey de Gáldar, y luego de toda la isla á la muerte del Rey de Telde Bentagache (4) dejó de su matrimonio con Abenehara á la infanta Guayarmina, que tomó, como es sabido, el nombre de Margarita (5), y en se-//gundas nupcias con Maria Vizcaina, natural de la Gran-Canaria, familia que tuvo grandes repartimientos de tierras y aguas en la Orotava» [Millares Torres 1893, t. II, lib. IV, IX (Organización política. Grupo oriental): 180-181].

N. B. En la edición de 1881, la cita, que figura en la página 292 de ese primer volumen, había apuntado ciertos matices en dos de los antropónimos: «[…] á la muerte del Rey de Telde Ben-tag-ache (4), dejó de su matrimonio con Abenehara á la infanta Guan-ar-mina […]».

§ «Estracto de la declaración del cronista Don Juan Núñez de la Peña [1681]. / Dice=Que la noticia que tenía de la ascendencia y descendencia de Constansa Fernández Guanarteme, mujer que fue primero de Pedro Viscaíno y en segundas nupcias de Pedro Magdaleno, ambos conquistadores de Tenerife y ella hermana de Don Fernando Guanarteme, Rey que fue de la Isla de Canaria, es la siguiente: Que él conocía por primer ascendiente hasta la dicha Constanza de este modo: / Tabohor Cersemdam Guanarteme / Rey señor que fue de toda la Isla de Gran Canaria y fue su hijo y sucesor / Guanarche Semidan Guanarteme / el que tuvo por hijo y sucesor a / Tagotrer Semidan Guanarteme / el que tuvo por hijos / 1º / Guaiesen Semidan Guanarteme hijo mayor muerto antes de la Conquista Canaria, el que da por hija a Mestteguera que bautisada se llamó Dª Catalina Semidán de Guzmán y casó en Gáldar con Hernando Pérez de Guzmán de la casa de los Condes de Alcaudete. / 2º / Soronte Semidán ó Theneborte ó Tenesor Semidán Guanarteme que bautisado se llamó Don Fernando Guanarteme y tuvo una hija en su primera mujer llamada Juana a cuya hija en el bautismo se le puso Margarita y casó con Miguel de Trejo Carvajal» [Rodríguez Moure 1922: 58].

§ «a) Isla de Gran Canaria / Abenauara, h[embra]. / Abenchara, h[embra]. / Dan los genealogistas estas dos variantes como nombre de la mujer de Fernando Guanarteme el Viejo» [Álvarez Delgado 1956: 381].

§ «La sobresaliente fémina fue hecha prisionera por el ejército conquistador, mandado por el capitán Pedro de Vera, en el verano de 1482, siendo trasladada inmediatamente a la corte para ser presentada a los Reyes Católicos don Fernando y doña Isabel, residentes a la sazón en la ciudad de Córdoba, por causa de las operaciones promovidas contra el reino moro de Granada» [Rumeu de Armas 1983: 41].

§ «Pues bien, en el Alcázar Nuevo, los Reyes Católicos recibieron y agasajaron en la cálida jornada del 31 de agosto de 1482 a la reina de Gran Canaria, vestida con traje castellano y sumida en un mar de confusiones, sobresaltos y angustias. / […] / Es de advertir que la reina de Canaria se encontraba por aquellas fechas gravemente enferma, acaso por los padecimientos del largo e incómodo viaje, y que a esta dolorosa circunstancia se venían a unir las zozobras y angustias de un avanzado embarazo. / Después de superar cuatro semanas de extrema gravedad, en que estuvo a punto de muerte, la soberana aborigen dio a luz una niña el 30 de septiembre de 1482, recuperando lentamente la salud y las fuerzas físicas» [Rumeu de Armas 1983: 42].

§ «La identificación de la reina de Canaria resulta de momento imposible. Ignoramos, en primer término, si Fernando Guanarteme tuvo una, dos o varias esposas. Por otra parte, ningún historiador primitivo nos puntualiza el nombre o las denominaciones de las compañeras. / En pleno siglo XVIII –con muy escaso valor, por tanto– el cronista Núñez de la Peña la bautiza como Juana, mientras el genealogista Suárez de Quintana la denomina: en la gentilidad Abenechara Chaveneguer y, una vez cristianada, Ana Chaveneguer20» [Rumeu de Armas 1983: 47].

N. B. La nota 20 precisa: «José Rodríguez Moure : Tenesor Semidán o don Fernando Guanarteme. La Laguna, 1922, p. 58. Se trata de la declaración del cronista Núñez de la Peña en la Información de nobleza practicada por don Juan de Anchieta Cabrera (La Orotava, 1681) ante el escribano Luis García de Estrada».

§ «Esta infanta [Guayarmina] era hija de Tenesor Semidan, Guanarteme de Gáldar a la muerte de su tío Guayasen “El Bueno”, primero en calidad de regente de su sobrina-prima Masequera, al parecer única Guayarmina de la soberanía isleña, en su minoría de edad, y como titular en los tiempos de la conquista, y de Abenchara, conocida por unos como Ana y por otros como Juana» [Lobo 2011: 47].

§ «No obstante una vez terminada la conquista y separada ya definitivamente de su marido [Fernando Guanarteme], fue de nuevo capturada por Pedro de Vera y vendida como esclava en Jerez de la Frontera donde pudo estar ocho años esclavizada hasta que su sobrino Juan de Guzmán logró su liberación» [Hernández Bautista 2012: 123].

§ «Recibió el nombre castellano de Juana Fernández y pasó a la isla de Tenerife donde rehabilitada y casada con otro conquistador canario llamado Juan de las Casas recibió tierras en los repartimientos en La Orotava y en Tejina. Finalmente y tras enviudar, dejó a su hijo Juan tutelado por el regidor Juan Castellanos y se casó con otro canario conquistador llamado Juan Pascual» [Hernández Bautista 2012: 123].