canario

canario, ria
De *kanar, n. vb. concr. m. lit. ‘frente grande’, fig. ‘frente de combate, vanguardia’, y adición del morfema hispano de género.

K·N·R

1. adj. ant. Etno. Habitante amaziq de la isla de Gran Canaria. Sin.: canariote. 

2. adj. ant. p. ext. Natural de las Islas Cana­rias.

N. B. En los últimos años, ha comenzado a tomar arraigo otra formulación latina de este concepto, el nominativo plural Canārii (-ōrum), considerada de forma errónea una acuñación amaziq del etnónimo continental.

§ «Gadifer de la sale et ieban de bethencourt cheualiers nez du royaume de France ont entrepris ce voyage a lõnour de dieu et au soustenement et acroissement de nre sainte creance es partiez merediennes en certaines isles qui sont sur celle bande qui se dient les isles de canarie habi[t]ees de gens mescreans de diuerses loys et de diuers langages dõt la grant canare est vne des meilleures et des plus principales en entencion de les conuertir et mettre a nre foy et pour ce est ce liure nõme le canarien» [LC (ca. 1420: 1v) 2003: 5 y (d. 1494: 1r) 2003: 148].

§ «E agora sabed que por parte del dicho Ferrand Peraça me fue fecha relaçión que non enbargante la dicha carta del dicho Rey [Enrique de Castilla] mi padre que quando acaesçe que algunas mercaderías tiene o enbia a esa çibdad de las dichas yslas de Canaria que le demandades quinto dellas, espeçial de los canarios catiuos que de las dichas yslas trahen a la çibdad de Seuilla e a esas otras çibdades e villas e lugares de su arçobispo con el obispado de Cádis disiendo que non son los tales cabtiuos mercadería en lo qual dis que sy asy ouiese a pasar quel resçibiría grand agrauio e dapno e pidióme por merçed que le proueyese sobre ello de remedio de justiçia como mi merçed fuese» [“Sobrecarta, a petición de Fernán Peraza, de la exención de quintos sobre las mercancías enviadas desde el Archipiélago” (15-IV-1449) > PC (1477) 1990: 122].

§ «Llamáuase Guana[rtheme, díjole Silva] con afectos tristes lo mal que lo hacían los [canarios; respondióle] lo mui peor i cruelmente que ellos lo hauían echo [con los canariotes] [que así] se decían […]» [Gómez Escudero (ca. 1484) 1993: 388].

§ «Salieron con el favor de Jesuchristo i oraciones de buenos christianos de aquel conflicto, i fueron bien hospedados i regalado de el buen aloxamiento de Gáldar i sus canariotes, i de allí a el siguiente día se envarcó Diego de Silua con los que le quedaron» [Gómez Escudero (ca. 1484) 1993: 389].

§ «A Gram Canária é a principal. Os naturais dela se chamam canários, por haver nela grandes cães» [Frutuoso (1590) 1966: 73].

§ «Por la Ethimologia del nombre de Canarios, que en esta Ysla de Canaria ensi mismos eran llamados Canariotes» [Marín 1694, III, 5: 95v].

N. B. En buena lógica, la investigación científica tiende a pensar que este gentilicio isleño debe de corresponderse con el continental, dedicado a una tribu situada por Plinio al norte del río Ger, en la vertiente oriental del Atlas Medio marroquí, hoy dispersa:

«[…] qui proximos inhabitent saltus, refertos elephantorum ferarumque et serpentium omni genere, Canarios appellari, quippe victum eius animalis promiscuum iis esse et dividua ferarum viscera» [Plinio (Nat. Hist. V, 1) 1967: 366] = «Los que habitan las regiones más próximas llenas de elefantes, fieras y serpientes de todo tipo son llamados canarios, puesto que su régimen no se distingue del de los perros y comparten con estos animales las entrañas de las fieras».

GALERÍA

canarii-4

Canarios del Atlas en época romana.